Personaliza un jersey con una puntilla de crochet

Buenas tardes guapas!

Hoy os traigo una labor diferente, algo que tengo entre manos  que os ayudará a darle otros usos al ganchillo.

Estamos en época de rebajas, ¡con lo que yo disfrutaba antes en estas fechas!, cada vez me gusta menos, empleo mucho tiempo para encontrar algo  que me guste o ni siquiera encuentro, y vuelvo a casa sin nada, cansada y con la sensación de haber perdido el tiempo, ¿os pasa también a vosotros?

La verdad es que prefiero  salir a comprar cuando realmente lo necesito, pero bueno, siempre un día u otro acabo de tiendas solo por ver, da pena desaprovechar la oportunidad de poder encontrar una prenda y ahorrarte un dinerillo.

Un día  de estos con suerte encontré este jersey

barato y resultón ¿que os parece?, la parte de atras es maravillosa .. vereis.

Colores de moda, calentito, sienta bien … ¿que más quiero? pues hacerle un cambio de puntilla, con la de puntillas monas que se pueden hacer de ganchillo, no me podía quedar con ésta. Así que manos a la obra, la descosí, y he hecho algo muy diferente y original para darle ese toque ganchillero que tanto me gusta  y tanto valor y diferenciación da a las prendas.

Mi segunda opción (porque la primera la descarté después de una muestra) es esta puntilla de My Picot, no se que os parece a vosotras pero original no se puede negar que es.

He utilizado un algodón orgánico con un 36% de lino y un poco de viscosa de la marca Bergere de France, no es lo más dúctil para trabajar pero el color y el resultado me parece el ideal para esta ocasión.

Os adelanto el resultado, pero quien quiera verlo puesto os invito a que os paséis por mis redes, colgaré el resultado final en Facebook e Instagram.

Os animo para que hagais lo mismo, se puede reformar algo nuevo o darle otro estilo a alguna prenda antigua, renovar alguna prenda que tengas en el armario, una puntilla en una blusa, un nuevo cuello, un doily o granny en un jersey o pantalón … posibilidades hay tantas como imaginación tengáis.

Mil gracias y a seguir ¡bailando con  las manos!

 

Publicado en Blog.

Tu opinión me encanta, cuéntamela!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *